Volviendo

Anuncios

Las PYMES que se cargó Cambiemos

Captura de pantalla 2017-04-18 a la(s) 09.32.37

 

Ámbito nos dice que: 

 

Luego de que la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) informara que en lo que va del año, cerraron casi 2 mil pymes, su titular, Eduardo Fernández, dijo que “el puerta a puerta (sistema de compras al exterior a través de internet) está generando grandes pérdidas a las pequeñas y medianas empresas ,al tiempo que remarcó que existe una “fuerte caída” de las ventas.

“El Correo Argentino pide disculpas porque no da abasto con las entregas. Todo esto es una mezcla explosiva que desemboca en la caída de las pymes“, remarcó en declaraciones al programa “Mañana Sylvestre”, que se emite por Radio 10.

Según el informe elaborado por Apyme, durante los primeros tres meses de 2017, cerraron más de 1.800 empresas. Es decir, un promedio de 20 por día. Los números son alarmantes, sobre todo si se tiene en cuenta que, según estimaciones oficiales, en Argentina hay cerca de 560 mil pymes, que representan entre el 75 y el 80 por ciento del trabajo privado registrado.

En ese contexto, Fernández consideró que “pensar que pueden llegar inversiones es una ilusión”. “En Córdoba están cerrando talleres de muchos años y ese es el síntoma más claro de la situación que atraviesan hoy las pymes”, detalló.

De acuerdo a los que consigna Apyme, en 2016 bajaron sus persianas 6 mil empresas y 72 mil trabajadores quedaron en la calle. De continuar con el ritmo actual, este año desaparecerían 7 mil compañías.

Por otra parte, según el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) junto al INDEC y sus cámaras asociadas, en los primeros meses del año cerraron 6.800 pymes y se perdieron más de 150 mil puestos de trabajo.

“Existe una caída del consumo en el orden del 25% en textil, calzado, metalúrgica, marroquinería y muebles. A eso le agregamos una suba en las importaciones en un promedio del 30%, con picos de hasta 50 en algunos sectores”, explicó Ariel Aguilar, presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero y Afines (CIMA) e integrante de la Confederación General Empresaria (CGERA).

Nuevas buenas noticias

 

Laburantes

Laburantes

No soy “euforico” con respecto a todas las medidas del gobierno, pero esta bien vale la pena un post. Abel entra en profundidad, como siempre y en calidad al tema en su blog. Yo voy mas por lo simple, soy asi, escribo hasta donde entiendo. Igual despues de leer el mio les recomiendo leerlo a el, siempre se toma el trabajo de hacernos pensar y o aprender, no es poca cosa.

Bueno a los bifes.

Ayer Cristina Fernandez anunció un proytecto de ley mas que necesario. Hay que cuidar que no suba el desempleo, y me parece que es una buena herramienta la que aplicaran. Con esto más de una pymes y comercio podrá ponerse en regla.

Acá un poco de info:

Proyecto de Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral

Desde que existe el trabajo informal en Argentina, será la primera vez que contaremos con un instrumento legal general y efectivo pensado para combatir esta problemática.

 

  • Se estima que durante el primer año, los instrumentos definidos en la ley de Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral lograrán regularizar a alrededor de 300 mil trabajadores no registrados. En 2 años se espera formalizar a 650 mil asalariados no registrados.
  • Esto implica un descenso de la tasa de empleo no registrado del actual 33,5% (cuarto trimestre de 2013) a alrededor del 30%, en el primer año de implementación, y al 28% en el segundo año.
  • La ley beneficiará a cerca de 290 mil microempleadores con el objetivo de facilitar la registración de sus trabajadores, número que representa al 50% del total de los empleadores formales.
  • Las acciones incluidas en la ley prevén para el primer año, 4.150 millones de pesos en beneficios a los empleadores. El 65% de esos beneficios con destino a microempresas.

 

¿Qué políticas se han implementado hasta ahora para enfrentar el Trabajo No Registrado?

Este Gobierno con la Ley 25.877 de 2004 restauró la inspección nacional del trabajo. El Ministerio de Trabajo, la AFIP y las autoridades provinciales, se aliaron para recuperar la fiscalización del trabajo diezmada por el neoliberalismo.

También se recuperó para el Estado, la seguridad social y el sistema jubilatorio.

Elaboramos leyes para sectores críticos con alta incidencia de trabajo no registrado: Régimen del Trabajo Agrario (Ley N 26.727) y Régimen especial de contrato para el Personal de Casas Particulares (Ley N 26.844).

Tenemos en la agenda legislativa la regulación del Trabajo a Domicilio, una actividad básicamente urbana que ha verificado altos índices de informalidad y trabajo esclavo.

 

Evolución y situación actual del trabajo no registrado

La informalidad laboral creció sin pausa en nuestro país CON TODOS LOS GOBIERNOS desde la irrupción del neoliberalismo en 1976.

Solo comenzó a bajar con nuestro proyecto político desde 2003: de casi el 50% a alrededor del 33% en la actualidad. Además, el empleo asalariado registrado en empresas privadas creció un 82%, alcanzado en el nivel más elevado de los últimos 40 años.

Pero la Tasa de Empleo No Registrado está estabilizada en esta proporción desde 2009 y es innegable que presenta aún magnitudes que afectan las condiciones de inclusión e igualdad de nuestra sociedad.

Nosotros tuvimos que ocuparnos primero, de restaurar derechos laborales a un nivel global y general. Ahora es el momento de profundizar mecanismos para continuar la mejora de esta situación.

Ningún gobierno, incluso aquellos en los que, a diferencia de nosotros, creció la informalidad laboral, pensó un conjunto de instrumentos articulados para enfrentar globalmente este problema, como los que se incluyen en este proyecto de ley.

 

Principales acciones que contempla el proyecto de Ley:

-Fortalecemos las facultades nacionales  para llegar mejor a regiones y sectores rurales donde el Estado nacional llega menos, y en los cuales el trabajo no registrado convive muchas veces con  actividades que tienen niveles de rentabilidad altísimos.

-Creamos el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laboralesque incluirá a todas las empresas que no registren a sus trabajadores, que contraten a niños o adolescentes fuera de los límites legales y que incurran en trata de personas para el trabajo forzado.

-Las empresas que tengan infracciones, además de las sanciones que correspondan, se las incluirá en el Registro y se le aplicará por ello restricciones que irán, desde la anulación de subsidios estatales hasta la pérdida de beneficios impositivos.

-Ampliamos dos instrumentos actualmente existentes para fomentar las contratación de trabajadores formales:

La Ley 26.476 que prevé beneficios para la contratación de nuevos trabajadores, incluirá mayores incentivos a las pequeñas empresas.

Los Convenios de Corresponsabilidad Gremial, un instrumento que a través de un acuerdo entre cámaras empresarias y sindicatos, facilita la registración en actividades agrarias o forestales de gran estacionalidad.

-Creamos un Régimen Especial y Permanente de Contribuciones a la Seguridad Social para Microempresas de menores niveles de productividad y competitividad:

Las empresas que tienen hasta cinco trabajadores, y que no son sociedades anónimas y tienen un cierto nivel de facturación anual, tendrán una reducción en las contribuciones patronales y un límite en las cuotas que pueden cobrar las ART en este sector.

El objetivo central de esta política es reducir, en la medida de lo posible, los costos laborales NO salariales para aquellas empresas de baja productividad. Esto NO afectará ningún derecho laboral de los trabajadores.

 

Las diferencias de este Proyecto de Ley con esquemas de otras épocas son sustantivas:

Aquellos planteaban rebajas generalizadas y permanentes de cargas laborales (aportes y contribuciones) para TODOS los empresarios, sin exclusiones, ni restricciones. Y además bajaban el costo del despido.

En cambio, esta política otorga el beneficio siempre y cuando se cumplan con una serie de condiciones, como por ejemplo, el incremento neto de la cantidad de trabajadores de la empresa. Los beneficios de contratación son sólo por dos años (excepto para las microempresas), se privilegia a las PyMEs, y NO modifica el costo del despido.

 

Fuente: Proyecto de ley.