Liberen a Milagro Sala, gatos.

Un año de injusticia, un año de prejuicios, un año de impotencia, un año de saber que así no es es la cosa, un año de prepotencia feudal. Un año de Milagro Sala presa.

Un año de no bajar los brazos ni si quiera en cana. Un año de dignidad.  Un año de Milagro Sala presa. 

“Hay que seguir militando y trabajando. Esto no es una derrota, esto muestra que nos quieren tener en la cárcel porque nos tiene miedo. Las organizaciones sociales son las que salimos adelante después del noventa. Seguramente vamos a seguir. No nos van a correr. Invitamos a los jóvenes a militar en los colegios, en los barrios en las villas”. Milagro Sala

milagro-1.jpg

Anuncios