Timbreos…

https://www.facebook.com/779148892156549/videos/1563535420384555/

Anuncios

Interna? Qué interna?

images

Ámbito dice que:

La conducción del PJ bonaerense le informó este martes al exministro Florencio Randazzo que varios partidos que hasta ahora integraban el Frente Para la Victoria armarán “otro frente electoral” de cara a las próximas legislativas, por lo que él podrá ser candidato por partido justicialista en la Provincia. De esta forma se descarta la interna con Cristina que queda al borde de la candidatura con una lista de unidad.

Este giro había sido adelantado por ámbito.comla semana pasada cuando se advirtió que esta medida se venía analizando luego que el exministro se negase a integrar una lista de unidad. “Cristina será candidata con lista única de un nuevo frente que todavía no tiene nombre y que lo integrarán los partidos que conforman el Frente para la Victoria, pero no el PJ”, había adelanto Jorge Ferraresi en declaraciones recogidas por este medio.

Según pudo saber ámbito.com, los intendentes pejotistas que persiguen la candidatura de Cristina ya le adelantaron que van a vaciarle el partido al ahora precandidato a senador Randazzo. De hecho, la nota fue firmada por la apoderada del PJ bonaerense, Patricia García Blanco, y señala que “por expresas instrucciones del presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires”, Fernando Espinoza, se le informa que “algunos partidos políticos que integraron el Frente Para la Victoria en 2015 han manifestado que van a constituir otro frente electoral” para impulsar la candidatura de la expresidenta Cristina de Kirchner a senadora nacional.

“Venciendo mañana el plazo para presentar alianzas y frentes electorales podrá usted presentarse como cualquier candidato en el PJ y en el marco de la ley electoral vigente”, señaló la carta documento enviada a Randazzo.

De esta forma en las elecciones primarias de agosto no habrá competencia interna entre la expresidente y exministro, quien podrá ser candidato por el PJ y esta nueva maniobra deja a Cristina a un paso la candidatura con su lista de unidad.

En la nota, además, se le reconoce al exministro “los avales y adhesiones” presentados por su sector interno, aunque insiste en que “es de público conocimiento que los distintos estamentos del partido, la mayoría de los miembros de acción política y los intendentes de la distintas secciones electorales han manifestado la necesidad de lograr la unidad”.

“La unidad para frenar las dolorosas consecuencias del ajuste del gobierno nacional y provincial, interpretando además el llamado de la sociedad en su conjunto y en el sentir mayoritario de nuestros afiliados”, apuntó.

Randazzo se quedaría con el PJ, nosotros nos quedamos con el peronismo.

Abel dice que:

Actualizando Scioli

scioli-y-bossio

Leo en La Política Online: “Bossio abandonó la cumbre peronista porque apareció Scioli. El ex titular de Anses se fue junto a un hombre de Urtubey“. Había tocado recién en el blog estos temas de coyuntura: El Scioli que vuelve y La renovación peronista, 2.0. Pero vivimos tiempos muy coyunturales, y uno se tienta.

Aclaro algunos datos: como señalé en ese posteo, el acto del NH no era una “cumbre peronista”. Fue un acto para recordar el triunfo de Cafiero en 1987 en Buenos Aires, y lanzar una consigna “la 2° Renovación”, con la que quieren idenficarse ex kirchneristas con inserción mediática. El poder territorial que ahí se manifestaba era el de la Tercera Sección bonaerense (que no es moco ´e pavo, por cierto), y algún apoyo sindical (¿estuvo Pignanelli, de SMATA? Tengo versiones contradictorias).

Lo que sí me pudo informar un dirigente de mi agrupación que nos representaba en el acto, es que DOS se sentó, modestamente, entre el público, y ahí permaneció hasta el final. Desde el estrado no se lo invitó a subir, ni se lo mencionó (También mencioné en el correspondiente posteo que la dirigencia más joven de la provincia lo quiere jubilar). Pero… los periodistas presentes le dieron mucha más bola que a los oradores.

Como sea, trato de salir de la anécdota: Desde hace tiempo insisto en algo que me parece obvio: la polarización (imperfecta) que se manifestará en la sociedad será a favor o en contra de la experiencia macrista. Es cierto que hay un sentimiento anti kirchnerista -en particular contra los últimos años de la gestión de CFK, que se manifiesta especialmente entre sus ex funcionarios (su política de personal tal vez no fue la más acertada). Pero dudo que esa vaya a ser la línea de fractura para los argentinos de a pie. Y me resulta imposible creer que se pueden juntar muchos votos tomando distancia pública de Scioli.