Crisis posta

DEMONSTRATORS

Crisis posta

A @queruzo muchos lo conocen por su odio a Pillud, si, ya se, no es el único, pero es el único al que creo capaz de fajarlo al defensor de Racing si se lo cruza. Y lo banco por eso.
Pero además el tipo es de los pocos que se le anima a los datos ( no se marea con ellos, y no es poca cosa).
Dicen las malas lenguas que comete pecados como meter mortadela en la parrilla pero que le sale bien ( puedo dar fe pero no se si es bueno que lo haga).
El mes pasado el señor en cuestión agarro una nota de La Nación y se mando esta cataratas de tuits ( quienes lo seguimos siempre esperamos los #queruzoinvestiga, sobre todo los que preferimos que otro haga el laburo de laburar precisamente con los datos.). Y esta tanda en especial, y un mes después la comparto porque me han llenado los huevos las personas que se la pasan diciendo que somos KENIA, que jamás hemos estado peor, que la BLABLABLA. Porque si te liman el marulo con notas pelotudas por lo menos enterate que te están manipulando.

Bueno a los bifes que el que sabe y ya hizo el laburo fue el.

La mala leche no se corta

sssssssssssss

Bueno desde ayer esta noticia de Clarin me las tenia al plato. Me enoja. Hoy encontre a @aka_Mister en Twitter que lo explica mil puntos y deja bien en claro TODO.

 

En fin.

Zombies ideológicos.

Zombies

Zombies

La clase media es la que más putea al kirchnerismo. Por ahí preferirían seguir puteando neoliberales siendo clase baja. Uno nunca sabe. Para mi son zombies ideológicos.

Y ahora un poco mas en serio, algo sobre la nueva clase media:

Un artículo publicado por Clarín, en el que se analiza la relación entre la clase media y el kirchnernismo, sostiene que durante la última década se ha vuelto a consolidar en nuestro país este segmento social “tan heterogéneo”, en el que convive el 48% de la población.

Una investigación del periodista Marcelo Larraquy titulada “Kirchnerismo y clase media: amor o guerra” analiza el comportamiento de los grupos sociales identificados en la pirámide social como C2 y C3 con el gobierno nacional, en base a un índice de “confianzas del consumidor” y “en el gobierno”, elaborado por la Consultora W.

Guillermo Oliveto, titular de la consultora que analizó la relación sobre datos obtenidos de la Universidad Di Tella, explica que “el kirchnerismo volvió a colocar en la clase media a gente que había caído en el 2001. (Néstor) Kirchner entendió que había que seducirla y eso le redundó en rédito político. Le dio sensación de gobernabilidad, poder de compra, la posibilidad de comprar dólares, y además subsidió la energía y el transporte. Transformó el empleo como factor de poder adquisitivo. El consumo como validador de pertenencia. Incluso le dio la posibilidad de ahorrar en plazo fijo -que rendía cuando había baja inflación-, pero en general quitó el incentivo al ahorro por el consumo”.

Para el director de la consultora W, la clase media argentina está conformada por el 48 por ciento de la población, sumando a la clase media alta (C2, 17%) y la clase media típica (C3, 31%).

Estos números coinciden con los publicados hace dos años por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que a fines de 2012 presentó el ‘Informe Macroeconómico y de Política Monetaria’, en el que la clase media representaba el 46,9 por ciento de la población urbana, frente a 41,7 % de fines de 2003.

En igual sentido se pronunció el Banco Mundial (BM), cuando también en 2012, reconoció a la Argentina como el país de la región donde más se expandió la clase media durante la última década.

El trabajo, presentado por el presidente del BM, Jim Yong Kim, y el economista jefe para América Latina, Augusto de la Torre, sostiene que en Argentina el número de habitantes comprendidos dentro de la clase media aumentó entre 2003 y 2009, de 9,3 millones a 18,6 millones.

Ese aumento de más de 9,3 millones representa un 22,6 por ciento de la población total de Argentina y es el mayor porcentaje de crecimiento de la clase media en toda la región durante la última década.

Estos datos revelan que el kirchnerismo no sólo produjo el movimiento de movilidad social ascendente más importante de las últimas décadas, sino que además logró, durante los últimos años, mantener en su lugar a quienes subieron algún escalón en la pirámide social.

Fuente: Política Digital.