En mi barrio le decimos “Hija de puta”.

529304_282694248480663_25733228_n

Se ve que la memoria no es equitativa. Y el caradurismo para señalar en los demás la inmoralidad no tiene limites. Acá les copio esta nota donde se leen algunos de los pensamientos de la impresentable de Pato Bulrrich. Si, la impresentable dije.

La diputada nacional por Unión PRO Patricia Bullrich defendió hoy su voto en contra del proyecto oficialista para declarar “emblema nacional” el pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo, al indicar que éste “no es un símbolo patrio que una a todos los argentinos”.

En tanto, la presidenta de la asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe Pastor de Bonafini, dijo que la pone “contenta” que legisladoras del Frente Renovador, Unión PRO y Trabajo y Dignidad hayan votado en contra del proyecto que fue aprobado en la Cámara Baja porque, argumentó, “gente que estuvo con la dictadura y con los represores que se quede donde está”.

Por su parte, Bullrich señaló que “desde 2003 en adelante, las Madres, mayoritariamente, han entrado en una situación totalmente cuestionable y poco transparente de su historia”. 

En este sentido, dijo que “las Madres de Plaza de Mayo han tenido dos momentos: un momento glorioso, que fue el momento en el que salieron a pedir por sus hijos desaparecidos, animándose a todo; y un momento de confrontación, de participación política, de intolerancia y de corrupción”.

Según la legisladora, este cambio se produjo “a partir de haberse sumado al kirchnerismo y convertido en una parte algo que debía ser de todos, acercándose a una utilización sectaria y parcial de la historia”.

“Desde una perspectiva general, no me parece que el pañuelo, más allá de su heroicidad, sea un símbolo patrio que una a todos los argentinos”, concluyó Bullrich.

El proyecto también fue rechazado por las diputadas del Frente Renovador María Azucena Ehcosor, Laura Esper, María Schwindt y Mirta Tundis; de Trabajo y Dignidad Elisa Lagoria, y de su mismo espacio, Silvia Majdalani.

Al respecto, Bonafini expresó que la pone “contenta que no hayan apoyado porque sino se hubieran quedado con los pañuelos” porque es “gente que estuvo con la dictadura y con los represores”.

En diálogo con radio Nacional Rock, la legisladora afirmó que se opuso al proyecto “porque los emblemas nacionales son el Himno Nacional, el escudo y la escarapela” e indicó que “los emblemas constituyen una parte fundamental de una historia de nuestro país y son constituidos en común y en conjunto”.

Bullrich también cargó directamente contra Bonafini, al manifestar que la presidenta de Madres “entró en un discurso violento, intolerable y totalmente parcial y en hechos de corrupción con personajes nefastos como los (hermanos Sergio y Pablo) Schoklender”.

En tanto, Bonafini también fue consultada por la abstención del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), a lo que respondió: “Son tarados. Ellos no se comprometen con nada”.

El proyecto para declarar “emblema nacional argentino” el pañuelo blanco de las Madres, que en sus inicios era tela de pañal, fue presentado por el diputado oficialista Leandro Grosso y recibió 176 votos a favor, 7 en contra y cuatro abstenciones en la Cámara de Diputados por lo que fue girado a Senadores.

Esta tipa, Bullrich,  durante el gobierno de De la Rúa firmo la ley de déficit cero, el decreto que estableció la reducción del 13% a los haberes de los trabajadores estatales y de las jubilaciones, cuyos montos fueran mayores a los $500. Durante su gestión el desempleo se elevo del 15 al 25%. En fin. 

Lo que importa es la patria, los buitres van y vienen.

Buitres para todos y todas.

Buitres para todos y todas.

Bueno volví. Si, me tome un tiempo. No hago grandes aportes. Así que no puchereen. Bueno, eso.

Bueno, me gustó esta noticia de ambito y acá la dejo, para que la lean.

“El peligro es que todo el sistema financiero se convierta en buitre por ese extraordinario margen financiero que obtienen en litigios”,sostuvo el ministro de Economía, Axel Kicillof.  

El funcionario expuso ante la Asamblea en la sede de la Organización de Estados Americanos, en el marco de un encuentro extraordinario de cancilleres de la región, para tratar la situación de las deudas soberanas y en particular el enfrentamiento entre los fondos buitre y la Argentina. 

Tanto Kicillof como su par de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, exhortaron “al mundo y a la OEA que tome cartas en el asunto y acompañe a la Argentina en evitar que un juez ponga en riesgo todo lo que la Argentina hizo para levantarse”. 

Argentina obtuvo el apoyo de casi todos los países excepto el de EEUU y Canadá, que se abstuvieron. 

En duros términos se refirió a los fondos buitre y al fallo del juez federal de Nueva York Thomas Griesa contra la Argentina al que considero que va “contra las propias reglas del sistema financiero” internacional, al tiempo que lo calificó de “absurdo y desquiciado”. 

El ministro precisó que “en el año 2008, después del canje, el fondo de Paul Singer compró bonos defaulteados por u$s 50 millones y ahora el fallo del juez Griesa nos obliga a pagar u$s 800 millones para este fondo. Una ganancia del 1.600% no en base a un negocio financiero”.

La estrategia del Gobierno es insistir en que “Argentina quiere negociar de buena fe. Quiere hacerlo en condiciones justas y legales y que contemple al 100% de los acreedores”, enfatizó el funcionario. 

Asimismo, anticipó que “venimos a urgir a la OEA y al resto de las organizaciones multilaterales para que actúen, porque esto no puede pasar. Porque se ponen en riesgo las futuras reestructuraciones de deuda”. 

Anticipó que “vamos a concurrir a hablar con el enviado del juez Griesa, pero le pedimos al mundo que acompañe a la Argentina para que no se voltee todo lo que se hizo desde el 2001. Para que un grupo minúsculo de especuladores no ponga en riesgo todo el esfuerzo que ha hecho el país para que sus chicos coman, para que se eduquen y tengan salud”.

Kicillof cuestionó el fallo del juez Griesa a favor de los fondos buitre que “compraron para embargar no para negociar”. Según explicó el ministro el fallo dice lo siguiente: “Como parte de esos bonos están bajo la legislación norteamericana, los u$s 1500 millones que se deben hipotéticamente a estos fondos que compraron bonos en default, deben pagarse con el próximo vencimiento de la República Argentina. La vuelta de tuerca que le encontró el juez Griesa, amarró al 92% que negoció, con este ínfimo grupo que busca la ruina del país”.

Continuó con las críticas al fallo del magistrado norteamericano mencionando que “Griesa prohibió al Banco de NY, Euroclear, JP Morgan y a todos los que están relacionados con los pagos de los bonos reestructurados que accedan a pagar a los bonistas reestructurados”. Al respecto, Ámbito Financiero accedió a las presentaciones que del gobierno intimando al Banco de Nueva York y el Euroclear. A juicio del funcionario “esto no es una negociación, es una extorsión. Entonces la Argentina solicitó un Stay, para poder pagar al resto de los acreedores”.

Kicillof dijo que la decisión de Griesa es “un caso inédito de default de un país solvente y líquido que quiere pagar y no lo dejan”. 

El ministro no ahorró críticas a los holdouts. Sostuvo que “los fondos buitre nunca le prestan plata a los países. Compran los bonos siempre después del default cuando valen basura”. Y agregó que “no es Argentina la que no negocia, como dicen los voceros de los fondos buitre, porque la Argentina negoció con el 92,4% de los bonistas”.

Diferenció esta actitud de los buitres ya que “ellos compran la deuda y nunca vienen a dialogar con el país, porque van por las catacumbas del sistema judicial para cobrar más. Compraron por 30 centavos y quieren el dólar entero más intereses y punitorios”.

El funcionario volvió a advertir que “los bonos en la condición de default como los que tienen los fondos buitre, según la fórmula de cálculo que aplicó Griesa, representan u$s 15 mil millones”.Pero también enfatizó que estos pasivos podrían ampliarse a u$s 130 mil millones, dada la posible demanda de los acreedores que ingresaron a los canjes de deuda, por la eventual violación de la cláusula RUFO (Derechos Sobre Futuras Ofertas).

El titular del Palacio de Hacienda puntualizó que “esto no fue considerado ni por el Juez, ni por la Corte Suprema. Lo que el juez hizo es interpretar de una fórmula original una cláusula estándar que figuraba en todos los bonos, la cláusula Pari Passu”.